• gusanosdelamemoria

Poemas en idioma ch’ol de Canario de la Cruz

Canario de la Cruz*


Mayinaj


*

Ulukña tyi pulel tyejklum;

we’ekña mi isubeñoñ

cha’añ k’änlek’añoñ kpulel ja’el.


Pe itsejltyak ja’ tsa’ ipejkayoñ:

Bakijach mi ak’otyel

mi ikajel iyäjñel apusik’al.


Wäle añoñ tyi imal iwuty Tojil.

Mi kwus jkamäy.

Mi jk’ajätyesañ Mayinaj.

Mi ich’ojyel ityijikñäyel kpusik’al

yujilbä k’ay tyi k’ajk.


La ciudad en llamas

ruge y advierte

que soy ardiente barco en la mar.


Olas me enseñan a retornar

al punto de partida

sin ser nunca las mismas aguas.


Volví de la ciudad quemante

trayendo conmigo el fuego.


Y sumergido en las pupilas de Tojil

toco la flauta en llamas,

evoco a Mayinaj.


La memoria despierta pájaros

en la hondura de mi lengua.


*

Bo’laybä bajlum

yäkäkñaj che’ k’ay woliyoñ,

joyokña ich’ajañ k’akjbä soñ,

lem-lemñabä isoñiñ

ju’lawtyakbä xtye’lel muty

tyi tsimiñ tye’.



Mi canto de violín

caza jaguares.

Las cuerdas de fuego

danzan en la madrugada

y los pájaros

cantan desde-nidos de la ceiba.


*

Kñojtye’el xajlel woli iyäl:

TYow ik’aba’ ili k’iñ.

Mi ik’äñ iwich’

iñijkañ ilajtye’ tyi ichañlel Koyojil.


TYi ye’bal ch’uj tye’

jiñi xts’uñuñ

tsa’ ik’äyi ktsutsel.

Ich’ujel xts’uñuñ

tsa’ lok’i ity’añ xch’ok:

“Kñojtye’el, Tyow ak’eñoñ atsutsel”.

Ik’äb jiñi ik’

tsa’ iboko itsutsel Tyow:

“Uju”, che’ tsa’ ijak’ä.


El calendario de las piedras

indicaba el día:

gavilán en vuelo

llevando el tambor

a la más alta cumbre de Koyojil.


Al pie del encino

el colibrí rezó en mis plumas.


De su aleteo

surgió una voz de niña:

“Regáááááálame una plumaaaaa”.


Y antes que mi voluntad cediera

la mano del viento

arrancó el deseo de la criatura.


*

Jäpäkña tsa’ k’otytyak xtyojty tyi kotyoty.

TYeñe jiñjachbä tsa’ ik’ajtyibeyoñ:

“Bajche’ añ isujmlel aja atsiko’ k’iñi”.

TSa’ ktyeñe jak’be:

“CHe’ bajche’ añ isumlel ich’ujlel ak’ay”.


El ruiseñor entraba

todas las noches

por la ventana

haciendo su igual pregunta:

“¿Cómo puedo comprender

tu calendario de veinte días?”.

Con reverencia le respondía

todas las veces:

“El tiempo de la casa del canto”.


*

TYixuñaj tyi soñ iyoyeltyak ty’añ

tyi imal kpusik’al.


Ip’ätyälel jiñi tsa’ sujtyi tyi k’ajk

tsa’ ipäsä iyejtyal ity’añ kñojtye’el.


TSa’ jk’ele kchijil tsa’ ip’olo pa’

tyi iwich’ xch’e’ wolibä iwejlel

tyi ichañlel jiñi k’iñ.


Fui todos los idiomas que sacudían

las ramas de la aurora.


La fuerza de mi lengua-luz

iluminó el espejo

que develó las canoas de glifos;

las raíces de mi sangre

formaron ríos

en las rojas plumas de la guacamaya.


*

Itye’el kty’añ

mi ipul jkuktyal.

Ya’i, pejtyelel kñojtye’elob

lij-lij wa’alob.

Majkiyoñ iliyi, cho’oñ.

CHe’ ujtyi käl jiñi, itye’el kty’añ

mi imel iyejtyal ajiñ tyi yojlil k’iñ.


Mi lengua cantaba fuego

y encendía el calor de mi cuerpo.


Al cerrar los ojos

apareció mi estirpe:


“¿Quién soy?”.

Apenas pregunté,

y mi voz regaba cenizas

dibujando caimanes bajo el sol.


*Es maya-ch’ol de Pactiún, Tumbalá, Chiapas. Licenciado en Lengua y Literatura Hispanoamericana, por la UNACH, y en Educación Preescolar y Primaria para el Medio Indígena, por la Universidad Pedagógica Nacional. Es autor de Mayinaj. En el año 2020 publicó Iwejlel k’uk/Vuelo de quetzal, antología de poesía ch’ol. En el mismo año obtuvo el tercer lugar en poesía en los Juegos Florales de Berriózabal, Chiapas. En el año 2021 ganador del Canto Floral Nueva Lírica para los Árboles en la categoría de Letras Indígenas.

86 views0 comments