• gusanosdelamemoria

El color verde olivo de la Costa-Montaña

Abel Barrera

Fotografía: Tlachinollan

Este cinco de abril de 2022 más de 2 mil mujeres, hombres, niñas, niños, estudiantes de las comunidades indígenas del estado de Guerrero marcharon para rechazar la falsa consulta que están realizando las diputadas y diputados. Tomaron simbólicamente el congreso local para que sus derechos no sean pisoteados. Se realizó un mitin donde resonaron los reclamos sobre la consulta a modo de las legisladoras y legisladores.


Abel Barrera Hernández, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, le dieron la palabra para hablar sobre esta falsa consulta, y que reproducimos casi íntegramente en las líneas siguientes:

Un saludo a los cuatro pueblos de esta Montaña y Costa Chica de Guerrero, de la zona centro, de la zona norte y obviamente al pueblo Afromexicano que ha demostrado tener esa casta de hombres y mujeres que saben pelear, no solamente para dirimir sus conflictos, sino para encarar al Estado que los ha discriminado.


Hace 20 años aquí estuvimos en este congreso cuando todavía no estaban estas rejas y logramos tomarlo porque en esos años los diputados federales habían traicionado a los hermanos y hermanas zapatistas, al aprobar una ley que no representa los derechos a la autonomía y libre determinación de los pueblos indígenas. Fue una ley a modo como la que ahora está desde el 2001, donde se redujeron los derechos de los pueblos indígenas al ámbito comunitario. Ahí que se hagan bolas, ahí que nombren a sus autoridades, pero no pueden acceder al poder municipal, ni mucho menos a los cargos públicos en el congreso.


Desde esos años, aquella fecha memorable, estuvimos acá, compañeros y compañeras, hablando con los diputados, también estaba de gobernador René Juárez y mandó decir que iba a detener a los lidercillos de la CRAC y que, además, iba a mandar la policía para desalojar. Ningunos de los que estuvimos acá nos echamos para atrás. Al contrario, nos mantuvimos firmes y aquí obligamos al congreso del estado que rechazara esa ley que se había aprobado a nivel federal. Fue el pueblo, los pueblos indígenas, los que demostraron la casta de hombres y mujeres dignos para parar esa reforma. Al final, como pasa siempre, todos los partidos se alinearon, los mismos gobiernos estatales se alinearon y se aprobó la ley que hoy nos sigue rigiendo desde el 2001 sobre los derechos de los pueblos indígenas.


Por eso, hoy nuevamente aquí están más de 300 comunidades representadas por sus policías comunitarias, por sus comisarios, por sus delegados, de todos los municipios de la Montaña y de la Costa Chica, y aquí también están las organizaciones más combativas del estado, precisamente se encuentra el movimiento del CECOP, los campesinos que asumieron su identidad indígena para defender sus tierras allá en La Parota. También está este movimiento emblemático del magisterio, de la CETEG, que está conformado en su mayoría por maestros y maestras indígenas de la Montaña y la Costa Chica.


Son los pueblos los que forjamos la historia de este estado de Guerrero. Díganme qué diputado de los últimos 50 años realmente ha asumido un compromiso en favor de los pueblos indígenas y afromexicanos. Más bien, son ellos los canallas que viven del presupuesto público. Ahí están, la mayoría que son de la Jucopo actual, pertenecen a la región de la Montaña y Costa Chica, de Ayutla, de Tlapa, de Olinalá, de Acatepec. Esos señores deberían de tener vergüenza por todo lo que están haciendo es por negocios, están haciendo sobre todo su fortuna para poder negociar más cargos, pero no están haciendo leyes. Ya llevan más de 20 años lucrando con el poder público, porque este sistema de partidos lo permite, porque este modelo de democracia burocrática le da las posibilidades que el que tiene dinero puede seguir sentado como zángano en estos curules.


Por eso, compañeros, esta lucha de los pueblos indígenas es una lucha que tiene que enderezar el camino que está torcido de las leyes por parte de los diputados y diputadas. Ellos no quieren que los pueblos, sobre todo, las autoridades indígenas sean diputados y diputadas. No quieren que representantes de los pueblos indígenas sean autoridades municipales. En Ayutla se han empeñado en dividir a las comunidades, crearon un municipio ficticio que no lo pidieron los pueblos, para socavar la experiencia de Ayutla por usos y costumbres. En el caso de Tecoanapa y también en el de San Luis Acatlán metieron dinero para poder impedir que la consulta la hicieran los pueblos en sus asambleas y decir que sigan los partidos políticos como el único modelo de democracia en nuestro estado.


¿Cuándo vamos a ser gobierno, compañeros? Hasta que nos quitemos esa cadena de lo que son los partidos políticos. No le hagamos al juego a los partidos ni a los diputadillos que solamente dividen a las comunidades.

Compañeros, compañeras, esta consulta no va, ya lo han decidido los pueblos. Ahí en Tlapa hicieron una reunión para poder nada más manipular a la gente, pensando que no tenemos inteligencia, que no somos capaces de tomar decisiones y que no somos capaces de ser gobierno. Ellos y ellas quieren seguir tomando como vasallos a los pueblos indígenas y afromexicano.


Por eso la lucha de los pueblos no es uno a uno, no es como en la democracia que uno es el que llega al poder y uno es el que se beneficia.

La verdadera consulta se habla en Tu’un Savi, en Me’Phaa, en Náhuatl, en Ñomndaa y en Afro. Por eso, compañeros, esto que han hecho es una marranada y por lo tanto se les caen sus consultas, se les caen sus reformas. Han hecho una serie de reformas retrógradas que la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación se encargó de enderezar.


Por eso venimos acá como Marco Antonio Suástegui con el machete en alto para poder decir que aquí nadie se raja. Compañeros y compañeras este recinto en verdad para que merezca tener la altura de lo que tienen los pueblos en términos de sus leyes internacionales necesitan aprender de los pueblos. Necesitan, sobre todo, entender la filosofía de la comunidad. Necesitan nutrirse de lo que es la energía de una lucha que viene de lejos.


Vamos a decir que esta consulta se va a echar abajo. La misma Comisión Nacional de Derechos Humanos ya mandó un exhorto a los diputados y diputadas de que se abstengan de hacer reuniones, porque esto no se llama asamblea. Igualmente tendremos que acudir al congreso federal para que suban un punto de acuerdo de que eso no puede seguir dándose, porque están violentando los derechos de los pueblos indígenas y afromexicano. Así también tenemos que notificar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que sepan cómo actúan los congresistas de Chilpancingo, de Guerrero.


Vamos a seguir luchando y mientras este color que le da identidad a los pueblos, este color de la policía comunitaria, el color de la Montaña, el color de la tierra, el color de la dignidad, el color de la CRAC-PC, de este verde olivo, de esta lucha de los pueblos que son los que realmente van a enderezar el camino torcido de estas leyes. Por eso nuestro saludo combativo, nuestro saludo victorioso a la CRAC-PC, porque allá en la Montaña, allá en las noches de frío y de hambre siempre están con su rifle en la mano para responder a cualquier llamado del pueblo para que haya justicia y, sobre todo, para que haya respeto a los derechos humanos.


¡Que viva la CRAC! ¡Que vivan los pueblos indígenas! ¡Que viva el pueblo Na Savi! ¡Que viva el pueblo Ñomnda! ¡Que viva el pueblo Me’Phaa! ¡Que viva el pueblo Náhuatl! ¡Que vivan los afros!



36 views0 comments